Sacacorchos

Desde que comenzaron a producirse comercialmente vinos en botellas de vidrio con tapones de corcho, se hizo necesario contar con el instrumento adecuado para abrir el envase sin derramar el líquido contenido. Hay referencias de la utilización del sacacorchos en el siglo 15 cuando se utilizaban como sacacorchos tornillos originalmente diseñados para limpiar armas.

Actualmente existe toda una variedad de sacacorchos en los cuales el diseño básico de tirabuzón se conserva (la palabra “tirabuzón” proviene del termino galo tire-bouchon= saca-corcho).

Partiendo de su versión mas sencilla tenemos los sacacorchos en “T” o de hélice los cuales son tan efectivos como la fuerza que requiera la botella y la que uno esté en capacidad de aplicar. Tiene el inconveniente de que, si el corcho se resiste a salir, de seguro se removerá el líquido en la botella y el riesgo de hacer un desastre se incrementa.

Los de doble palanca, algunos con hermosos diseños, son muy populares por la facilidad para retirar el corcho sobre una mesa .

Es muy útil y adecuado, aunque poco portátil, si es de calidad.

Los llamados screwpulls, que cuentan con una guía para permitir una entrada perfectamente vertical en el centro del corcho. Los de calidad permiten retirar el corcho en perfectas condiciones sin el más mínimo deterioro visible. Son un poco complicados de aprender a usar y bastante caros.

Los sacacorchos de laminas son usados para extraer corchos de botellas algo viejas. Poseen dos láminas delgadas que penetran limpiamente entre el tapón y la botella para liberar el corcho con un mínimo esfuerzo. Si se usa bien el descorche es rápido y limpio y en algunos casos se puede volver a colocarse el tapón, si se usa bien. No es conveniente para corchos muy viejos.

El sacacorchos de camarero o de “sommelier” es , para mi concepto, el mas práctico. También llamado “de impulso”, consta de una palanca que permite dar el punto de apoyo adecuado para extraer el corcho con un mínimo esfuerzo.  Esto siempre que el espiral y la palanca sean de la longitud adecuada al corcho. Si la palanca no es lo suficientemente larga habrá que jalar el corcho al final de su recurrido con el consecuente riesgo de fragmentarlo. Existen unas variantes de este sacarcochos llamada “pulltap” o de “dos impulsos” que consta de dos palancas, una superior y otra inferior, que permite mantener el corcho simpre recto sin perder el punto de apoyo.

Existen muchas variantes de sacacorchos, pero todos a la larga tienen el mismo concepto. Este tipo “camarero simple” es fácil de llevar no estorba en el bolsillo.

¿Qué tipo de sacacorchos es el que acostumbras utilizar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: